×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: palaciorosa@zocalo.com-mx También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
17 Agosto 2019 04:10:00
No quiere ‘minigubernaturas’
No quiere ‘minigubernaturas’

La iniciativa de Marcelo Torres Cofiño para crear dos periodos de “minigubernatura” a partir de 2023, levantará más polvareda de la que se pudo pensar cuando la esbozó hace unos días. De entrada, el coordinador de la bancada del PAN no tendrá el respaldo del gobernador Miguel Riquelme y, por lo tanto, tampoco de los legisladores del PRI.

El Gobernador hizo gestos a la posibilidad de bajar el periodo de gobierno a cuatro y luego a tres años, pues en realidad serían siete años perdidos; no habría tiempo para proyectos de largo plazo y los afectados serían los ciudadanos, así es que si el también presidente de la Junta de Gobierno en el Palacio de Coss sabe contar, que no cuente con él.

No les alcanza
Por cierto, la iniciativa del legislador panista iría cuesta arriba, pues los iniciados en el protocolo legislativo advierten que, al tratarse de reforma constitucional se necesitaría mayoría calificada, es decir, por lo menos dos terceras partes del Congreso, o lo que es lo mismo, un mínimo de 16 legisladores.

Las matemáticas no mienten y ni por sí solo ni con sus aliados, es decir, el diputado de Morena Benito Ramírez y los legisladores de UDC, Emilio de Hoyos y Zulma Guerrero, al PAN le alcanzaría; en el mejor de los casos llegaría a 12 votos.

Torres Cofiño es buen negociador, pero ¿le alcanzará para lograr que MARS cambie de opinión? Veremos, por lo pronto la iniciativa está en ciernes y llegará al Congreso en septiembre.

¿Quién ganará?
Y en los terrenos del Palacio de Coss, el de la iniciativa para reducir el periodo de la Gubernatura no es el único pendiente en la agenda de Marcelo Torres. Hay otro tema que le preocupa más y tiene qué ver con el relevo en la presidencia de la Junta de Gobierno.

El legislador panista termina su periodo en diciembre y en enero deberá dejar la batuta, pero es fecha de que no se sabe a quién. Los panistas apuestan por Emilio de Hoyos Montemayor y Unidad Democrática, finalmente son sus aliados, pero UDC tiene el mismo número de diputados, es decir dos, que Morena, con Elisa Catalina Villalobos y Benito Ramírez. ¿Quién ganará? ¿A quién veremos en la presidencia del Congreso local durante el último año de la Legislatura? ¡Corren apuestas!

Reparte culpas
Como Poncio Pilato, el que también se lavó las manos, pero del problema magisterial de esta semana, fue José Luis Ponce Grimaldo, para más señas secretario general de la Sección 5 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

El dirigente sindical se deslindó de la entrega con retraso de los cheques correspondientes al fondo de ahorro y además de que el pago correspondiente haya llegado incompleto.

A él que lo esculquen y pidió a los afectados voltear la vista al Gobierno federal, en concreto a los encargados del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), que depende de la Secretaría de Educación Pública, en donde manda Esteban Moctezuma Barragán.

Condenado a las renuncias
A ese ritmo se van a quedar sin militantes. De por sí ya son pocos. Nos referimos al PRI, el otrora partidazo, más que oposición y contrapeso para la Cuarta Transformación, parece condenado a recibir la renuncia de quienes aspiran a una nominación y no la consigue.

Pasó este viernes con Ivonne Ortega Pacheco. Fue la piedra en el zapato para la dirigencia de Claudia Ruiz Massieu y Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, quien se convirtió en candidato oficial. La yucateca renunció a su militancia, no sin antes dedicar la correspondiente andanada de señalamientos a quienes se quedan en la cúpula.

Lo de Ortega fue muy similar a lo que pasó con José Narro Robles, con la diferencia de que este último se fue antes de iniciar la competencia.

Su propio enemigo
Pero si en el PRI la cosa está que arde, en Morena el horno no está para bollos. El que anduvo este viernes en Torreón fue Alejandro Rojas Díaz Durán, quien aspira a la dirigencia nacional del partido de moda y parece tener como encomienda descubrir y balconear las travesuras de la actual dirigente, Yeidckol Polevnsky.

El senador suplente de Ricardo Monreal anticipó que en la reunión del Congreso Nacional de Morena de este domingo planteará que la renovación del comité central no sea con base en el padrón, sino que los votantes surjan de una consulta popular.

Los morenistas llevan casi un año en el poder y no terminan de acomodarse. Hay quienes aseguran que son su propio y peor enemigo. ¿Usted qué dice?

No hay dirigencia
Por cierto, si algo persiste en este momento en Morena Coahuila es la incertidumbre. Está la versión de que la dirigencia, no está a cargo de José Guadalupe Céspedes Casas, porque la Comisión de Honestidad y Justicia –así se llama– echó abajo los acuerdos tomados por el CEN el 9 de julio, en los cuales, entre otras cosas, se acordó la designación del monclovense.

Hasta ahora, ni Céspedes ni quien se presenta como presidente del Consejo Estatal morenista, Raúl Yeverino, han aclarado el punto y es fecha que no se sabe si son o no son dirigentes.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5