×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: silviagarzadiputada@gmail.com Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
12 Julio 2020 04:02:00
Todo en nombre de la pandemia
Escuchar Nota
Amigas y amigos, en esta ocasión quiero compartirles que esta semana las y los diputados de Acción Nacional presentamos un punto de acuerdo para exhortar al titular del Ejecutivo para que las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal cumplan con los calendarios de gasto y ejerzan a la brevedad los recursos que se programaron, para evitar caer en subejercicio en sectores como el de salud y empleo.

Asimismo, hemos hecho un exhorto a los titulares del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que subsanen los subejercicios de gasto que presentaron de enero a abril, a fin de hacer más eficiente el gasto para incrementar la protección sanitaria del personal de salud, así como la mejora del equipamiento, infraestructura y calidad de los servicios de salud.

Y a los titulares de las secretarías de Hacienda y Crédito Público, Turismo, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Cultura, Ciencia y Tecnología, Defensa Nacional y Marina, se les ha hecho un atento exhorto a que realicen un ejercicio más eficiente del gasto público y eviten caer en subejercicios, a fin de apoyar al crecimiento económico del país.

Ante las erráticas decisiones que se han venido tomando en el Gobierno federal, no solo durante la emergencia sanitaria por la que atravesamos, desde 2018 se han enviado señales desalentadoras que han impactado a nuestra economía, ocasionando un proceso de desaceleración previo a la pandemia y esto es lo que ha agravado el escenario, ante la contingencia.
Ya lo he señalado en otras ocasiones. Bajo el discurso de la austeridad hemos tenido una serie de malas decisiones, que han afectado al sector privado y al sector público con recortes presupuestales dictados en la irresponsabilidad, carentes de planeación y sin transparencia, en la comodidad de la que goza el titular del Ejecutivo al contar con el apoyo incondicional de la bancada mayoritaria de su partido en el Congreso, que aprobó –a ciegas– el Presupuesto de Egresos para el presente ejercicio.

Para cuando se detonó la crisis sanitaria a causa del coronavirus, el titular del Ejecutivo comenzó a echar mano de sus facultades. Primero, para decretar la extinción de los fideicomisos públicos sin estructura orgánica, posteriormente con el decreto del 23 de abril, se establecieron medidas de “austeridad” que deberán observar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, al no ejercer 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros, además de cancelar 10 subsecretarías, pero por otra parte, el Gobierno mexicano se ha hecho –de un préstamo– con el Banco Mundial por mil millones de dólares.

Así que, en el nombre de la austeridad, lo que se plantea es la semiparálisis de la propia Administración Pública. En este sentido, estamos hablando de recursos que se tienen –es decir, así fueron asignados en el Presupuesto de Egresos– y que no podrán ser gastados, ciertamente, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria prevé que si una entidad receptora de recursos públicos (dependencias federales) gasta menos de lo autorizado, deberá devolverlos a la Secretaría de Hacienda y esta a su vez, cuenta con la facultad para redirigir dichos recursos a otros rubros.

El subejercicio no es una medida que esté por implementarse, por ejemplo, de enero a abril del presente año, el ISSSTE, registró un subejercicio por el orden de los 10 mil 249 millones de pesos y el IMSS por 6 mil millones.

Sin embargo, el otro hilo conductor que acompaña esta historia es la falta de transparencia, todo se hace en nombre de la austeridad y a causa de la crisis de salud por Covid-19, pero en pesos contantes y sonantes, no sabemos de cuánto dinero estamos hablando, en dónde se está aplicando y con qué criterios se plantea reasignarlos.
De manera que las y los legisladores de Acción Nacional, levantamos la voz –fuerte y claro– para que en primer lugar, se cumplan con los calendarios de gasto y se procure mayor eficiencia en el gasto de los recursos previamente asignados, exigimos transparencia para evitar que el Gobierno siga cayendo en el uso discrecional del presupuesto en nombre de la pandemia.

Les agradezco su lectura nos volvemos a leer la próxima semana.
Imprimir
COMENTARIOS