×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
11 Julio 2018 04:00:00
Querida Vecina Abusiva
QUERIDA ANA:

Recientemente mi esposo y yo decidimos hacer arreglos en serio en nuestra casa y también en la decoración. Cambió bastante y quedó muy bonita. Cambié también algunos muebles y arreglaron el jardín.

Tengo una vecina a la que ya todos conocemos como “metiche”. Pues el otro día vino y tocó la puerta. Yo abrí y me empujó y sin decir “agua va” se metió y me dijo: “Vengo a ver tu casa. Me dijeron que la redecoraste y quiero verla toda”. Yo me quedé atónita y eso lo aprovechó ella para meterse cuarto por cuarto y entró hasta a la lavandería y al jardín de atrás.

En mi casa estaba mi nuera que tenía a mi nieto en brazos. El niño está precioso. Entonces la vecina se le acercó a mi nuera y casi le quita al niño de los brazos, diciéndole que quería cargarlo. El niño se asustó y soltó el llanto, y ella ya no hizo nada. Mi nuera tampoco supo qué hacer.

No pude reaccionar ante tal mala educación y me quedé sin decir nada. Ni siquiera se me ocurrió haberle ofrecido siquiera algo de beber. Ella, al terminar de ver todo, se dirigió a la puerta y me dijo que otro día volvería más despacio.

¿Qué debí haber hecho? Estoy muy molesta con ella. ¿Qué actitud tomo en lo sucesivo? Agradezco mucho sus sugerencias y la saludo atentamente.

VECINA ABUSIVA

QUERIDA VECINA ABUSIVA:

Hubo muy poco que pudo haber hecho usted en ese momento. Ella es una persona realmente mal educada, pues no sólo entró en una casa en la que no la invitaron a entrar, sino que quiso manipular al bebé de su nuera. Pero en adelante, como ya está advertida acerca de esa vecina, si acaso vuelve como “amenazó” y quiere hacer de nuevo lo que hizo, recuerde ponerse firme en su puerta y dígale firmemente que está ocupada en ese momento y no puede atender visitas. Espero que ella entienda la indirecta y cesen sus visitas non gratas.

En cuanto a su nuera, dígale que cuando la gente quiera admirar a su hijito, no permita que nadie lo cargue. Que lo mantenga con firmeza y de alguna manera alejado para que no puedan besarlo o apretarlo, y que si tratan de cargarlo, les diga educadamente que lo siente, pero que el niño se pone nervioso si alguien más lo carga y comienza a llorar mucho.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



3 4 5 6 7 8 9 0