×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
06 Diciembre 2018 04:02:00
Dogma o ciencia
El presidente López Obrador declaró desde su campaña que quiere construir un país autosuficiente. Es una mala idea en el mundo actual, pero es su convicción: “En mi gobierno –ha dicho– vamos a producir en México todo lo que consumimos”.

En distintos momentos Andrés Manuel ha hablado de la necesidad de aumentar la producción de petróleo y de maíz; pero en su discurso inaugural frente al Congreso, tras apuntar que su Gobierno evitará “afectaciones al medio ambiente”, añadió: “Aprovecho para reiterar que no se permitirá el fracking ni transgénicos”.

Prohibir la fractura hidráulica o los transgénicos, sin embargo, no sólo no ayudará a evitar afectaciones al ambiente, sino que las incrementará. Será, además, un obstáculo para el logro de los objetivos productivos del Presidente. La afirmación, por otra parte, revela una inquietante falta de conocimiento científico.

La caída de la producción de petróleo de los últimos años no ha sido culpa del neoliberalismo, como lo ha afirmado López Obrador, sino del gradual agotamiento de Cantarell, el yacimiento que ha aportado la mayor parte de la producción petrolera nacional desde los años 70. Tampoco es una falta de la reforma energética, que sí ha generado inversiones cuantiosas, las cuales requieren, sin embargo, de varios años para madurar.

Quizá veamos en el futuro un aumento en la producción de crudo en aguas someras y profundas del golfo de México.

Se han anunciado ya hallazgos significativos en los últimos meses, producto de la reforma energética; pero es poco probable que tengamos un aumento tan importante como el que promueve López Obrador sin recurrir al fracking, el cual ha permitido a Estados Unidos aumentar su extracción de manera espectacular hasta convertirse nuevamente en el principal productor de petróleo en el mundo.

En el caso del gas natural, tan importante para la generación de electricidad y para usos industriales, la necesidad de la fractura hidráulica es todavía mayor. Tenemos enormes cantidades de gas en la cuenca de Burgos, pero requerimos del fracking para extraerlo.

La fractura hidráulica no tiene por qué generar contaminación. Toda extracción de hidrocarburos implica riesgos, pero la tecnología del fracking ha mejorado a pasos gigantes. La extracción de petróleo de aguas profundas es, en realidad, más riesgosa para el ambiente.

En el caso de los transgénicos, la situación es similar. La información científica disponible señala de manera contundente que los productos modificados genéticamente no dañan ni la salud ni el ambiente.

El rechazo promovido por algunos grupos de interés se basa en prejuicios sin fundamento científico. Los transgénicos no necesariamente aumentan la producción agrícola, pero sí reducen el uso de plaguicidas, lo cual baja costos y daños al ambiente.

La prohibición al maíz transgénico en México sólo ha beneficiado a los agricultores estadunidenses, que han exportado a México millones de toneladas anuales de maíz amarillo transgénico.

Es muy importante que un presidente tome decisiones sobre bases técnicas y científicas y no por dogmas y prejuicios. Prohibir el fracking y los transgénicos no protegerá el ambiente, sino que lo pondrá en riesgo. Colocará además a los productores mexicanos de gas, petróleo y bienes agrícolas en una enorme desventaja frente a sus rivales extranjeros.



CONSTITUCIÓN

Se cumplen hoy 40 años del referéndum que aprobó la Constitución española el 6 de diciembre de 1978. El 58.97% del electorado participó y el 87.78% votó a favor. Las cuatro provincias de Cataluña aprobaron la Constitución con mayorías de más del 90% de los votos. La Constitución española fue el sustento de una de las transiciones democráticas más exitosas de la historia.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2