×
hace 3 semanas
[Estados]

Niños juchitecos ganan concurso de foto Save the Children

Valeria, de 12 años, Manuel, de 13, y Abril, de 14, son los ganadores del concurso que impulsó la fundación

Imprimir
Niños juchitecos ganan concurso de foto Save the Children
Foto: Zócalo | Agencias
Juchitán, Oax.- Manuel Ramírez Alonso, de 13 años de edad, Abril Valdivieso Cruz, de 14 años de edad y Valeria Villalobos Ruiz, de 12 años, son tres niños juchitecos ganadores del programa de fotografía que impulsó la fundación Save the Children, en la cual participaron como jurados la fotógrafa Elsa Medina, la poeta Natalia Toledo y la directora general de Save the Children, María Josefina Méndez con el objetivo de mostrar a través de una imagen el pensar y sentir de un menor después de vivir un terremoto.

Las imágenes de estos pequeños fueron expuestas en las instalaciones de la Alianza francesa de la Ciudad de México bajo el nombre “Desde mi mirada” en el marco del primer aniversario del terremoto del 7 de septiembre.

Manuel y Abril son los más extrovertidos, ya no se intimidan en las entrevistas y mucho menos cuando una lente los capta pues aseguran han contado mucho a periodistas y reporteros, pero reconocen que salir a las calles y captar imágenes desde una cámara fotográfica ha sido una grata experiencia de vida.

“Era la primera vez que use una cámara y me gustó, hasta la pena se me quitó ” explica Valeria quién es estudiante de secundaria y a través de la fotografía pudo mostrar a su abuela y a su abuelo en sus actividades diarias.

Valeria retrató a su abuelo, un talabartero que a pesar del terremoto no perdió la esperanza y siguió creando sus obras de arte, a lo que la niña explicó que los abuelos son el mejor espejo que existe.

Manuel en cambio decidió compartir la alegría de un Juchitán en ruinas. “Yo no quise mostrar rostros tristes, tomé mi cámara y salí a la calle, ahí vi a las mujeres de mi tierra y las fotografié de la mejor forma, fue un homenaje a su valentía y amor”.

Los menores no sabían que se trataba de un concurso, ellos decidieron participar en el taller de fotografía que la fundación Save the Children que promovió durante la etapa de emergencia en los campamentos temporales que se instalaron en la ciudad de Juchitán y así fue como empezó la aventura.

En grupo salieron a las calles y comenzaron a tomar fotografías con cámaras profesionales y semi profesionales que la fundación les prestó, Manuel recuerda que recorrió además de su colonia, el centro y el parque central, ahí saludó a las vendedoras y comerciantes, de ellas habló en su exposición.

Valeria en cambio visitó a sus vecinos de la colonia Víctor Yodo en Juchitán, y mostró la realidad de su vida, pero no el lado triste sino humano, captó la imagen de una mujer anciana de más de 90 años, y también de sus abuelos.

Las fotografías ganadoras no muestran la tragedia pero sí los rostros y rastros de los damnificados, de sus sonrisas, sus miradas, sus acciones, de lo fuerte que son y de lo que han aguantado después de ver destruidas sus hogares y sus fuentes de ingreso económico.

Manuel, el más extrovertido reconoce que la tragedia que se vivió en Juchitán lo hizo reflexionar, y aunque con una cámara pudo mostrar la realidad de su pueblo, su sueño es convertirse en piloto aviador.

El hogar de Manuel y de Valeria no colapsó pero si sufrió daños, por lo que sus familias vivieron refugiados en diversos albergues que se instalaron en sus colonias, y en donde recibieron los cursos y talleres de la fundación Save the Children.

Los niños hablan que la experiencia ha sido maravillosa, salir de Juchitán para mostrar fotografías no lo hubieran pensado, pero ello les ha permitido conocer por primera vez la Ciudad de México.

“No nos imaginamos que el terremoto nos llevará a la ciudad de México, ahora que la conocimos hemos visto edificios, monumentos, museos, hoteles, restaurantes y mucha gente, realmente ha sido mágico, pero confesamos que después del primer día ya extrañábamos Juchitán”, recordaron mientras mostraban sus fotografías.

El mayor recuerdo que ahora tienen además de la experiencia vivida en la ciudad de México es un álbum de fotografías, lo muestran a quienes lo visitan, sus amigos ya los llaman “famosos” pero ellos no se sienten así, consideran que estar en medio de luces, cámaras y entrevistas los ha agobiado, por el momento solo anhelan vivir felices y que ya no tiemble más.

Manuel, Abril y Valeria, además de un diploma de participación, recibieron una cámara fotográfica como premio.

La fundación Save the Children además de ayudar a los niños en la etapa de emergencia con acciones de resiliencia también contribuyó en la reconstrucción de la economía y donó hornos de comixcal a mujeres istmeñas y también emprendió proyectos de aulas provisionales, atendiendo a un total de 28 mil 262 afectados, de los cuales 12 mil 480 son niños, niñas y adolescentes y 15 mil 782 son adultos.








Imprimir
te puede interesar
similares