×
hace 1 mes
[Saltillo]

Migrante en Saltillo peregrina con una herida desde Juárez

Busca refugio para recuperarse, ahora duerme afuera de la Casa del Migrante

Imprimir
Migrante en Saltillo peregrina con una herida desde Juárez
Foto: Zócalo | Ángel Alemán
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- José Luis Padilla Chaires, de 41 años y originario de Ciudad Juárez, con un balazo en el brazo huyó de aquella ciudad para alejarse de la violencia que azota al municipio.

La mañana del lunes arribó a la Casa del Migrante en busca de ayuda y albergue, sin embargo, por la contingencia sanitaria no reciben nuevos ingresos. La noche del lunes, durmió en la banqueta, junto a dos hondureños.

“Yo vengo de Ciudad Juárez con un balazo en el codo, vine a que me dieran atención médica. Me fui pa Monterrey, ahí me estuve dos días, desgraciadamente no me pudieron atender porque estaban saturados los hospitales con gente enferma del coronavirus y me recomendaron venir pa’ Saltillo”.

Me vine caminando desde las 7 de la tarde de Monterrey hasta Saltillo, llegue al siguiente día como a las 11, 12 del mediodía, me trajeron a un lugar que ayuda a la gente migrante, me llevaron a la Cruz Roja para que me atendieran, me lavaron mi venda y me trasladaron al Hospital General”.


En el trayecto de Monterrey a Saltillo, los traileros se negaron a darle raid, por eso se vino a pie, aguantando el dolor en el brazo, que solo traía vendado.

En el Hospital General le atendieron la herida causada por el balazo en el brazo de derecho, el cual le provocó fractura. Le colocaron dos placas y tornillos.

“Ando tratando de conseguir un trabajo, recuperar mi brazo, que me sane… me quiero ir pa’ los Estados Unidos… me lo dieron (el balazo) hace dos semanas, en el mero codo, con una 9 milímetros y se me quedó ahí por tres días y me cobraban como 10 mil pesos para internarme en un hospital, desgraciadamente no tengo el dinero suficiente y me tuve que ir a Monterrey”.

“Gracias a Dios llegué a Saltillo, aquí la Cruz Roja y el Hospital General me dieron el tratamiento necesario, me lavaron mi brazo, ahorita está en buenas condiciones y no tengo infección, no tengo nada, nomás me dijeron que lo dejara que se recupere solo y el viernes, si todo sale bien, me quitan las puntadas”.


“No se porque nos dispararon a mi y a mi patrón, estaba trabajando de carrocero (pinta carros), y llegó un carro, nos echaron balazos. me dio en el codo y a mi patrón, el que era el dueño del taller, le pegaron dos tiros”.

En Saltillo busca refugio, recuperarse de la herida, trabajar un tiempo, juntar dinero y enfilarse rumbo a Piedras Negras o Acuña, con la intención de cruzar al otro lado.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}