×
hace cerca de 6 días
[Seguridad]

‘Lacho me mató a un hijo y me hirió a otro’

Narra angustia al ver a sus dos vástagos en charcos de sangre

Imprimir
‘Lacho me mató a un hijo y me hirió a otro’
El desahogo de pruebas continuará hoy ante el Tribunal Oral.
Monclova, Coah.- “Solamente quiero que se haga justicia por el homicidio de mi hijo Marco Antonio”, dijo Esperanza al momento de tener al acusado “Lacho” de frente mientras hacía un esfuerzo por no quebrarse en llanto.

“Le decíamos de cariño ‘Cuco’”, prosiguió, mientras contenía las lágrimas llevándose las manos al rostro.

Sin embargo, minutos más tarde no pudo contener el llanto y entre lágrimas narró lo que sucedió aquella noche del 6 de marzo de 2017 cuando estaba a punto de ir a dormir y escuchó gritar a su vecino Jesús que le avisaba afuera de su casa “¡los muchachos!”.

“Salí corriendo y vi a mi hijo César lleno de sangre, corrí y atravesé la calle Oriental hasta llegar a la Ramos Arizpe hasta alcanzarlo, cuando vi a mi otro hijo Marco Antonio tirado en un charco de sangre”.

“Llegó la ambulancia y me subí con Marco porque él estaba todo ensangrentado, nos llevó a la Clínica 9 pero mi hijo había llegado sin vida; ‘Lacho’ me lo mató, ‘Lacho’ mató a mi hijo, él mató a mi hijo e hirió al otro”, expresó mientras el imputado, vestido de camisa color caqui, desde su estrado acompañado de sus abogados de oficio, seguía atento sin hacer ningún tipo de gesticulación, la declaración de la madre de la víctima.

Además de este testimonio, en la audiencia celebrada ayer en la sala 4 del Juzgado Penal Oral por esta causa instruida contra Homero Horacio R. B., bajo el número 57/2017, se desahogan también diversas testimoniales de peritos de la Fiscalía General del Estado encargadas de haber hecho la criminalista de campo, peritos químicos forenses que determinaron el grupo de sangre del presunto arma consistente en un buril de carpintería usado por el imputado para su oficio y con el que presuntamente privó de la vida a Marco Antonio.

La mañana de hoy el desahogo de las pruebas continuará en la cual están programados más testigos así como otro tipo de pruebas que luego de concluir, el Tribuna Oral deberá valorar las mismas y finalmente dictar el fallo absolviendo o culpando al imputado.

Fue la noche del 6 de marzo de 2017 cuando Marco Antonio González Soto, de 36 años fue ultimado con un buril -instrumento punzocortante utilizado en la carpintería- afuera de su domicilio en la calle Ramos Arizpe de la colonia Borja, presuntamente por Horacio “Lacho”, quien además hirió de gravedad a su hermano César.


Imprimir
te puede interesar
[Programas]
hace cerca de 23 horas
[Local]
hace cerca de 23 horas
[Saltillo]
hace cerca de 24 horas
[Seguridad]
hace cerca de 23 horas
similares