×
hace cerca de 2 meses
[Coahuila]

La Ribereña, en manos del hampa

Según Breitbart, ‘fuentes de inteligencia’ reconocen el control de criminales en Tamaulipas

Imprimir
La Ribereña, en manos del hampa
Saltillo, Coahuila.- Viajeros procedentes de Coahuila y Nuevo León se encuentran a merced de criminales al ingresar a Tamaulipas, en específico por la carretera federal 2, La Ribereña.

Así lo señala el portal de noticias texano Breitbart, que ayer publicó un documento en torno a las facilidades que tiene un grupo delincuencial para establecer puestos de control, asaltar y extorsionar a automovilistas con placas foráneas.

Según el medio, “fuentes de inteligencia” revelaron que los elementos de la Secretaría de Marina enviados recientemente a Nuevo Laredo como reemplazo, llegaron con “órdenes muy diferentes”, contemplando sólo patrullajes de rutina y empleando fuego defensivo sólo cuando sea estrictamente necesario.

Cobran delincuentes ‘peaje’ en la Ribereña

Debido a un presunto “bajo perfil” activado por elementos federales en Nuevo Laredo y sus alrededores, viajeros de Coahuila y Nuevo León están expuestos a actos de delincuencia en las carreteras que convergen a esta frontera.

Según un informe del portal de noticias texano Breitbart, uno de los cárteles del narcotráfico que opera en la zona establece puestos de control para robar y extorsionar a automovilistas, en especial quienes utilizan La Ribereña.

Esto, según el portal estadunidense, tomó fuerza luego de que se ordenara a las fuerzas militares cesar el “ataque ofensivo” y retiraran en semanas recientes a cientos de efectivos de Tamulipas.

Las fuentes consultadas por Breitbart aseguran que los delincuentes se colocan en puntos estratégicos para detener a los vehículos que ingresan o salen de Nuevo Laredo, obligándolos a detenerse, en especial a los que porten placas de Coahuila, Nuevo León y Texas.

Los conductores, afirman, se ven obligados a pagar peaje, ya que de lo contrario son agredidos físicamente y despojados de sus unidades.

Otro grupo delictivo llevó a cabo tácticas de extorsión similares el año pasado, cuando incluso se suspendieron en diferentes horarios las corridas de autobuses hacia Nuevo Laredo y Reynosa, desde Piedras Negras y Monterrey.

Los operativos de la Sedena y Marina se intensificaron en ese momento, con lo cual lograron minimizar la presión de dicho cártel hacia los viajeros.

‘Golpe’ a marinos

Según los reportes de Breitbart, las fuerzas federales atacaron a los operadores de los cárteles, a sus líderes, y se apoderaron repetidamente de escondites de armas. Varias redadas en casas de seguridad produjeron el aseguramiento de uniformes militares clonados y otros equipos de aspecto oficial.

En respuesta a la presión, uno de los cárteles comenzó a realizar protestas –disfrazadas de manifestaciones ciudadanas–, alegando que las autoridades estaban secuestrando y asesinando a víctimas inocentes.

Las protestas, de acuerdo con el portal texano, tuvieron éxito cuando convencieron a miembros de las Naciones Unidas para que presionaran a la Ciudad de México a retirar a 257 marinos de Nuevo Laredo.

Hasta la fecha la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) investiga a 230 infantes de marina, 23 oficiales y tres capitanes presuntamente vinculados a 23 desapariciones forzadas.

El mismo portal de noticias indica que la CNDH no ha podido divulgar información sobre ejecuciones de cárteles en Nuevo Laredo debido a las amenazas constantes.

Recuperan calles

Reportes atribuidos a “fuentes de inteligencia” revelan que las fuerzas militares enviadas a Nuevo Laredo como reemplazo tienen un conjunto de órdenes muy diferente a las establecidas con antelación.

Las instrucciones se ciernen sobre patrullajes de rutina, mientras que el fuego defensivo estaría permitido cuando sea estrictamente necesario.

Se ordenó a las tropas, presuntamente, “que mantengan un perfil más bajo” y que no realicen ninguna operación que pueda atraer atención no deseada.

El repliegue estratégico habría dado paso a que uno de los grupos criminales latentes en la zona recuperara las calles.

Atacados

El 25 de septiembre, el Gobierno de Coahuila dio a conocer que durante esa madrugada se registró un enfrentamiento entre un grupo armado y elementos de Fuerza Coahuila en los límites con Nuevo León.

Los hechos, de acuerdo con el comunicado, ocurrieron en el filtro de revisión que tiene instalado Fuerza Coahuila en el kilómetro 44+500 de la carretera federal número 2, a la altura del municipio de Hidalgo.

El documento detalla que al punto de revisión llegaron dos camionetas procedentes de Nuevo León, cuyos conductores detuvieron su marcha y comenzaron a disparar contra los elementos estatales.

La agresión fue repelida, “lo que obligó a los ocupantes de los vehículos a retornar con rumbo a Colombia, Nuevo León”. Una de las patrullas y la caseta de vigilancia resultaron afectados por impactos de bala.

“Se aseguraron cartuchos percutidos de los calibres .223, 7.62, y .50, además de un arma larga tipo Barret calibre .50 con el número de serie ilegible”, se informó.

Logran escapar

Una familia nigropetense logró evadir a presuntos criminales que los persiguieron cuando circulaban por La Ribereña, pasando Colombia, Nuevo León, en hechos reportados el 7 de octubre. Su destino era Monterrey.

Durante varios kilómetros dos vehículos se mantuvieron a corta distancia del coche familiar, incluso les arrojaron piedras, reportaron, para intentar que detuvieran su marcha.

El conductor decidió acelerar y retornar hasta el punto donde se encuentra el retén de Fuerza Coahuila, donde finalmente solicitaron al apoyo de los oficiales. Momentos antes los sospechosos habían suspendido la persecusión.


Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace cerca de 22 horas
[Futbol]
hace cerca de 22 horas
[Piedras Negras]
hace cerca de 22 horas
[Piedras Negras]
hace cerca de 22 horas
[Coahuila]
hace cerca de 22 horas
similares