×
hace 6 días
[Local]

El maestro que transformó un plantel ‘rebelde’

El profesor Efrén Torres Raygoza no se dejó desanimar

Imprimir
El maestro que transformó un plantel ‘rebelde’
El uso de detectores de metal ha contribuido a mejorar la seguridad del plantel
Monclova, Coah.- En 2017, con apenas 27 años de edad, Efrén Torres Raygoza ‘tomó las riendas’ de la dirección de la Escuela Secundaria Número 4 Justo Sierra Méndez, en la colonia El Pueblo.

A su arribo, se encontró con un plantel ‘hundido’ en problemas como violencia y drogadicción, pero esto, lejos de desalentarlo, fue un poderoso aliciente para, precisamente, mejorar las condiciones de la institución educativa.

Dos años después, en la secundaria prevalecen valores como la amistad y el compañerismo, que se reflejan en las múltiples actividades deportivas y culturales impulsadas por el director, la institución se ha alejado de los ‘periodicazos’ y se ha convertido en un ejemplo de que si se quiere, se puede.

LOS INICIOS

El mayor de tres hermanos, Torres Raygoza fue el único que siguió los pasos de sus padres, los profesores José Efrén Torres Medellín y María Isabel Raygoza Rivera; egresando como maestro de historia de la Normal Superior de Saltillo en 2011.

“Estoy por cumplir ocho años de carrera”, relata el docente, en entrevista. “Hubo mucha influencia de mi mamá, mi mamá es maestra de historia de secundaria y mi inclinación fue esa”.

“Es una carrera que deja mucha satisfacción, probablemente no monetaria, pero sí de un sentimiento de gozo, de plenitud, de saber que estás ayudando, colaborando con la sociedad”, reiteró, sobre su profesión.

Cuando egresó de la Normal, el profesor Efrén comenzó a trabajar en la Secundaria Marcos Benavides, del municipio de Allende, plantel que recuerda con mucho cariño al haber sido la institución en la que realizó sus pininos como docente.

Después, al presentar las evaluaciones correspondientes, estuvo laborando en las secundarias 1, 3 y 5 de Acuña, impartiendo diversas asignaturas, y debiendo viajar cada fin de semana a Monclova para estar con su esposa.

SU LLEGADA A ‘LA JUSTO’

Mientras estuvo en Acuña, el profesor Efrén presentó nuevamente otra evaluación, en esta ocasión, para ascender a director.

En la prueba, alcanzó el tercer lugar en toda la entidad, y la única secundaria con una plaza de director en Monclova era la Justo Sierra.

“Sin dudarlo, adquirí la plaza, y me aventé el compromiso de ser directivo a los 27 años de edad”, recuerda.

A pregunta expresa, resaltó que a su llegada a esta secundaria, encontró un plantel “con mucho amor, con mucho cariño, lleno de profesores trabajadores, pero con un estigma de la sociedad, lacerado”.

“Había ‘periodicazos’ cada semana sobre diferentes situaciones, con drogadicción dentro y fuera del plantel (…) estaba generado ‘el vicio’ de que no pasaba nada, que la escuela seguiría siendo la misma, pero había que modificar esta situación, fue con lo que me enfrenté en el primer año”.

Cabe mencionar que en este primer año, el catedrático vivió en carne propia la violencia que prevalecía al exterior de la institución, cuando recibió un ‘navajazo’ de un menor que acudió al lugar a atacar a otro estudiante, cuando intervino para defender al alumno.

Este acto de valentía no sólo fue reconocido por la comunidad en general, sino también por el alcalde Alfredo Paredes, quien, en una ceremonia en enero de 2018, le entregó un reconocimiento por este hecho.

‘A ENDEREZAR EL BARCO’

Ante el gran reto que tenía enfrente, el directivo decidió implementar una serie de medidas que, hasta la fecha, continúan dando resultados.

“Procuramos mayor vigilancia, se instalaron cámaras, hemos tenido un mayor acercamiento con los papás, comenzamos a usar detectores de metal, a implementar la ‘Operación Mochila’ con Seguridad Pública, también pláticas con Seguridad Pública”, mencionó, sobre este punto.

Además, resaltó que más allá de estas medidas, también se han impulsado actividades deportivas y culturales, que han servido para fortalecer el compañerismo entre los estudiantes, como torneos de futbol y softbol; además de la creación y equipamiento de la banda de guerra, por mencionar algunos ejemplos.

“(Con las actividades deportivas) les enseñas reglas, les enseñas normas, a saber perder, a lidiar con la derrota, esto genera apego con los otros compañeros”, afirma.

“Se formó la rondalla, la banda de guerra, la sociedad de padres contrató a un profesor para generar la banda de guerra, hay ferias, conferencias, con estas actividades, los alumnos se sienten partícipes, se sienten acogidos por una comunidad escolar y no se generan rencillas”, reiteró.

En este mismo contexto, el directivo resaltó una actividad que se ha convertido en una tradición de la secundaria: Una jornada de encuentros deportivos en el parque Las Américas, cercano al plantel, en el Día del Estudiante.

JUVENTUD, IMPORTANTE FACTOR

El profesor Efrén consideró además que su juventud ha sido otro factor de gran ayuda para acercarse a los adolescentes, ya que comprende su lenguaje y sus costumbres, principalmente en lo relacionado a las redes sociales.

Incluso, cabe mencionar que también juega con los jóvenes en el club de voleibol de la institución.

“Esto me permite hablarles de la manera que ellos hablan, o si me dicen alguna palabra con términos de las redes sociales puedo entenderles”, resaltó el docente, quien además es fanático de la animación japonesa, los cómics y los videojuegos, lo que hace patente con la decoración de su oficina, repleta de figuras de acción de múltiples personajes, como Gokú, de Dragon Ball, por mencionar apenas un ejemplo.

‘EVITA SER UNO MÁS, SÉ UN FACTOR DE CAMBIO’

Finalmente, como mensaje a las nuevas generaciones de maestros, el profesor Efrén expresó que cuando un nuevo maestro se integra a las aulas “se va a topar con una realidad distinta a la que viene en los libros, la realidad no se enseña en los libros”.

“A la realidad te la topas de frente y puede ser frustrante en un inicio, pero si quieres, lo puedes cambiar, esa realidad, afortunadamente, puede modificarse, siempre y cuando tú lo quieras”, añadió.

“No se dejen llevar por las malas influencias, porque si se dejan, esto lo verán repercutido en su persona”, reiteró.

“Y un consejo bien simple: Enseña como si le estuvieras tratando de enseñar a tu hijo, a tu hija, y quienes no tengan familia, enseña como si fueras el mejor ‘profe’ para ti, no para nadie más. Evita la comodidad, evita ser uno más, sé un factor de cambio”, puntualizó.


Imprimir
te puede interesar
similares